Mis Motivaciones

Aunque siempre he sido una persona muy sexual, fueron varias las motivaciones por las que, hace ya más de 10 años, me inicié en este camino.

Siempre he querido saber quién era en esencia, saber que era capaz de hacer en el campo sexual, aprender más sobre la sexualidad y crecer profesionalmente en ella. Y a día de hoy, a pesar de haber explorado con profundidad la sexualidad, sigo teniendo las mismas inquietudes.

Dicho esto, la vida me dio una motivación más para superarme a mi misma:

Nací con una enfermedad degenerativa que me va a acompañar toda mi vida. Es una enfermedad que provoca un dolor constante en el día a día y en todo el cuerpo, sobre todo en las articulaciones. Yo quería que mi enfermedad desapareciera. Pero tuve que aceptar que ella siempre iba a estar ahí. Tuve que aprender a llevar de otra forma el dolor, siendo capaz de transmutarlo en placer. Y gracias a la sexualidad podía hacerlo. Ademas, tenía a mi favor que era y soy una persona muy sexual. Y así se convirtió en mi reto.

Todo esto unido, me daba la fuerza para salir adelante, aceptarme y quererme con mis características. Porque sí, mi enfermedad es una característica más de mí. Y aunque me ha provocado mucho dolor físico y emocional, también me ha dado mucha sensibilidad física y emocional. Si lo piensas, una enfermedad te muestra algo importante de ti. En mi caso, me muestra que soy una persona sensible, empática, abierta al placer (aunque no me sirva cualquier experiencia) y que, aunque la situación pueda ser difícil, no me dejo vencer.


Desde que empecé a investigar mi sexualidad, comprendí que, en mi vida, lo personal y lo profesional siempre van de la mano, están unidos. Y al descubrir que podía disfrutar de ambas partes, empecé a no juzgarme por quién soy y lo que me gusta.

160 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Mi imagen

Mi Fortaleza