top of page

Mi entrenamiento sexual

Hace mucho tiempo que no escribo por aquí y quiero retomar el blog compartiendo algo que siempre he querido contar porque me emociona y es muy importante para mí.


Soy una persona a la que le gusta cuidarse mucho en todos los aspectos.

Y hoy os quiero hablar sobre mi entrenamiento sexual, una de mis formas primordiales de cuidarme. 


Cuanto más me conozco y sé lo que predomina en mi lo cuido y lo nutro de una forma positiva y esto me ayuda a comprenderme y aceptarme mejor.

Si lo ignorara, al final se convertiría en algo negativo y no quiero eso para mí.


Mi entrenamiento sexual me conecta con mi esencia, me relaja, me libera y me da satisfacción personal. Me ayuda a conocerme más, a comprenderme, a aceptarme y a quererme. También hace que reconozca lo que me gusta y quiero sexualmente, para profundizar en ello y no quedarme sólo en el deseo. Todo esto hace que evolucione tanto en lo personal como en lo profesional.


Mi entrenamiento sexual consiste en trabajar diferentes experiencias sexuales, tanto las que yo quiera vivir, como las propuestas que puedan aparecer en mi camino y me seduzcan.

Trabajo y profundizo en diferentes prácticas sexuales y después sigo profundizando más en ellas, llevándolas a diferentes situaciones y entornos.

Investigo y trabajo diferentes actitudes y roles. Después las incluyo en mis prácticas para profundizar aún más en ellas.



Este trabajo me ayuda a saber cómo me siento, en qué punto estoy, cómo están mis emociones, si hay algún bloqueo y que creencias y tabúes tengo. 

Y cuando aparece algo de esto, de qué forma lo puedo trabajar para liberarme y poder disfrutar con más plenitud. 


Con esto, puedo reconocer en mí que estoy preparada para vivir experiencias que ni yo misma me imaginaba. Pero también me ayuda a saber cuales son mis límites y mis condiciones a la hora de vivir una experiencia para poder disfrutarla.


Mi entrenamiento sexual me ayuda a saber en todo lo que quiero mejorar. Quiero ser la mejor versión de mí misma, ser la mejor amante posible porque me gusta y disfruto de cómo esto me hace sentir. Y si hay algo que no sepa hacer, lo practico hasta dominarlo.


También entreno mi cuerpo sexualmente para mejorar mi resistencia, mis puntos flacos y mi estética, para verme y que me vean mejor, porque me gusta. Me ayuda a conocer qué posiciones me favorecen más, con cuales me siento mejor y con cuales quiero mejorar.


Le dedico tiempo a mi entrenamiento sexual cada día de mi vida, por eso se ha convertido en mi estilo de vida. Me ayuda a gestionar mi energía sexual, en mi día a día y en mi trabajo. Hay tantas formas de obtener y profundizar en el placer,…me gusta saber cómo puedo ser mucho más lasciva, más pervertida, más puta… de qué formas me gusta provocar, complacer, cómo me gusta sexualizarme,… qué prácticas me gustan más y despiertan mi imaginación,… de qué maneras me gusta recibir placer y cómo puedo complacer,…

Esto hace que pueda conectar con la otra persona y comprender sus necesidades, para que se sienta bien, se sienta aceptada y pueda disfrutar y nutrirse plenamente.


Valoro mi entrenamiento sexual porque me siento segura y orgullosa con todo lo que me da. 


Es mi arte.


996 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Simba

Komentarze


bottom of page